Saltar al contenido

Merchandising, ¿Qué es? ¿Para qué sirve?

12/05/2020
¿Qué es el merchandising? Post sobre qué es el merchandising

La publicidad es una de las actividades más importantes de toda empresa. En ella se basa la capacidad de ser conocido por el público objetivo al que se dirige, por lo que es un factor crucial para el éxito.

Para lograrlo, existen muchas maneras de llevar a cabo una publicidad efectiva y diferenciadora, pero no siempre es fácil, ya que se tiene que realizar con una inversión limitada que, a veces, dificulta la capacidad alcanzar un gran número de personas.  

Actualmente, algunas de las estrategias más conocidas son la publicidad en medios tradicionales como la televisión o la radio, en medios digitales como YouTube o el envío postal de cartas y panfletos publicitarios. Pero… ¿Sabes qué es el merchandising? A continuación, vamos a hablar de ello.

¿Qué es el merchandising?

El merchandising es el conjunto de artículos promocionales que tienen la finalidad de dar a conocer una empresa, organización o artista, entre otros. Dicho de otra manera, son todos aquellos productos en los que se incorpora un logotipo, eslogan o diseño de empresa con el objetivo de regalarlos y ganar popularidad.  

¿Y qué es un producto de merchandising? Un merchandising puede ser cualquier producto. Todo artículo que sea útil y relevante para el consumidor es susceptible de ser utilizado para este tipo de publicidad.

La clave radica en el marcaje del diseño. Este debe ser lo suficientemente grande y llamativo para ser claramente visible.

No olvidemos que el principal objetivo es darse a conocer por lo que, si elegimos un producto muy novedoso, pero no insertamos un diseño bien visible, el efecto promocional es prácticamente inexistente.

Aunque los productos suelen ser bastante polivalentes, existe merchandising que es específico para algunos sectores.  Por ejemplo, si tu empresa se dedica a la informática y participa en un evento de este sector, un mouse, que es un merchandising especializado, funcionará mucho mejor que cualquier otro artículo, ya que las probabilidades de que el público asistente lo utilice son muy altas.

En referencia al merchandising que es más general, podemos encontrar productos como las botellas personalizadas, las libretas publicitarias o las mochilas con logo, entre otros. Si alguna cosa tiene en común estos tres productos es su polivalencia, ya que se pueden utilizar en diferentes ámbitos y no limitan su utilidad ningún sector en concreto.

Las ventajas y beneficios del merchandising para el consumidor son varias. Por un lado, recibe un producto de manera totalmente gratuita, de modo que adquiere un artículo que aprecia sin necesidad de gastar un solo euro.

Por otro lado, si el regalo proviene de una empresa con la que se identifica, se siente parte de ella, pues incorpora a su rutina un artículo de la misma.

Finalmente, otro de los beneficios del merchandising es la ayuda en el proceso de decisión. A veces, como consumidores nos persuaden diferentes opciones que contienen atributos similares.

En ese punto, que se nos regale un producto publicitario nos puede ayudar a decantar la balanza, de modo que perdemos menos tiempo pensando en cuál es mejor.

En referencia a las empresas, la mayor de las ventajas del merchandising es su coste. Dentro del universo de los productos personalizados, podemos encontrar opciones muy asequibles. Este hecho hace que hasta las empresas más pequeñas puedan contemplar la opción de promocionarse mediante este tipo de publicidad.

Los tipos de merchandising son muy extensos. Por este motivo, a continuación, vamos a hablar de los principales y más relevantes:

Tipos de merchandising 

Existen diferentes tipos de merchandising según su finalidad y segmento objetivo. A continuación, haremos una revisión a los principales tipos de merchandising: 

Merchandising para captar clientes: Como no puede ser de otra manera, su objetivo es captar nuevos clientes.

Para conseguirlo, se suele participar en eventos tales como ferias, congresos o convenciones, entre otros.

La manera de regalarlos puede ser diferente. Por ejemplo, en convenciones, estos regalos se suelen entregar en la entrada o dejar en los asientos de los asistentes.

Se hace de esta manera porque estos acontecimientos suelen estar muy focalizados a una temática específica que los asistentes ya conocen de antemano.

Por lo tanto, es una gran ocasión para que las empresas relacionadas con el sector hagan obsequios, ya que saben a ciencia cierta que el público es afín a sus servicios y es mucho más fácil darse a conocer para captar nuevos clientes. 

Otra manera de entregar estos presentes es la que se lleva a cabo en ferias. En este tipo de eventos empresariales, los visitantes conocen bien el sector y están determinados a adquirir un producto o servicio de los expositores, pero ante una gran variedad de alternativas les es muy difícil escoger.

Por esta razón, es importante contar con herramientas que permitan dar ese empujón final para conseguir captarlos.

Si un consumidor duda entre las opciones que tiene, pero una de ellas le ofrece un regalo original y útil, lo más probable es que se acabe decidiendo por esa opción. 

Otra estrategia que se puede hacer en ferias es la de ofrecer regalos promocionales a cambio de complementar su boletín informativo.

De esta manera, se puede captar una gran cantidad de leads con los que poder hacer acciones de marketing posteriormente. 

Merchandising para empleados: A menudo se tiende a vincular estos regalos de merchandising exclusivamente a los clientes, pero ¿qué es un merchandising destinado a los trabajadores?

Esta variante consiste en proporcionar artículos corporativos con el logo de la empresa a sus propios empleados. El objetivo de esta acción es mejorar la implicación de la plantilla mejorando su sensación de pertenencia e incentivando su satisfacción.

Los beneficios de este tipo de merchandising son la mejora de la productividad y, por difícil que parezca, la reducción de la tasa de absentismo.

Una mayor felicidad en el trabajo provoca una cadena de efectos positivos tanto para la compañía como para el empleado. Cuando un trabajador es recompensado con este tipo de artículos, siente que la empresa lo valora.

Esta sensación hace que se sienta más feliz y, inconscientemente, pase a mejorar su productividad.

Además, cuanto más satisfecha esté la plantilla, menores serán las posibilidades de absentismo, ya que un empleado feliz es menos propenso a causar baja. Sin ninguna duda es una opción muy beneficiosa para ambas partes. 

Merchandising para la fidelización: el tercero y último de los tipos de merchandising es el de fidelización. Uno de los agentes implicados en la empresa más importantes de la empresa son los clientes recurrentes.

Representan un nivel de negocio constante para la empresa, lo que genera un volumen de trabajo muy importante.

Pero su confianza se debe fundamentar en la calidad de los servicios y de trato proporcionados por la compañía.

Por esta razón, es de gran importancia pensar en acciones para mantener o aumentar su nivel de satisfacción.

Ya hemos visto qué es el merchandising y cómo se puede regalar, por lo que, con esta información, ya sabemos cómo tenemos que plantear los obsequios para fidelizar clientes. 

En primer lugar, hace falta conocer bien a nuestra clientela para saber cuáles son sus hábitos y costumbres. Solo así podremos proporcionarles obsequios adecuados y útiles.

Una vez lo tengamos claro, es tan fácil como mirar las opciones que se ajustan a las características previamente investigadas y, finalmente, entregarles el obsequio.

Con total seguridad lo agradecerán y seguirán depositando su confianza en la empresa.

Ejemplos de merchandising

A continuación, veremos algunos ejemplos originales de merchandising promocional. 

Delantales: Es normal que se tienda a asociar delantales publicitarios con negocios de hostelería como bares o restaurantes.

Pero no solamente se vinculan a este tipo de empresas; también se usan es talleres de cocina y en demostraciones de centros comerciales. 

Precisamente, en este tipo de eventos es fundamental que los delantales llamen la atención y sean originales.

También es una buena idea regalarlos a los asistentes o espectadores, ya que serán mucho más propensos a comprar productos de la marca.  

Ejemplos de merchandising: delantales personalizados

Paraguas: El segundo de los ejemplos de merchandising son los paraguas promocionales

Estos forman parte de los regalos más elegantes y con más categoría. Generalmente se usan dentro de estrategias de branding, ya que suelen ser elegantes y colaboran en gran medida a proyectar una imagen de gran profesionalidad.

Normalmente se regalan en reuniones, por lo que se puede considerar que es un merchandising de fidelización. Cabe destacar que, por motivos obvios, suelen tener una mayor efectividad en áreas geográficas en las que llueve con gran frecuencia.

Power banks: Siguiendo con los ejemplos de merchandising, llegamos a los power banks personalizados. Estos se enmarcan en la nueva generación de regalos promocionales.

Su aparición surge de la necesidad de poder cargar los dispositivos móviles en cualquier lugar pese a no tener acceso a la red eléctrica. Hoy en día son muy utilizados, motivo por el que se han convertido en un artículo publicitario de referencia como consecuencia de su gran efecto promocional.

Ejemplos de merchandising: powerbanks personalizados

Libretas: Finalmente, las libretas son un claro ejemplo de éxito dentro del sector del regalo corporativo.

Más concretamente, son un producto de referencia en el merchandising para empleados, pues se trata de una herramienta que contribuye en el aumento de la productividad, ya que permiten optimizar la organización.

Además, las últimas tendencias están siguiendo la línea del respeto hacia el medio ambiente, por lo que ya existe una gran variedad de libretas ecológicas personalizadas.

Se suelen entregar a los nuevos empleados a modo de “welcome pack”. De este modo, su implicación inicial con la empresa también aumenta.  

Estos son algunos ejemplos de merchandising promocional, pero hay que tener en cuenta que su oferta prácticamente no tiene límites.

Hay tantos productos como necesidades y sus precios se adaptan a todas las empresas, de modo que cualquiera puede implementar una campaña de publicidad con este tipo de artículos.

Preguntas frecuentes sobre el merchandising

¿Tienes dudas respecto al merchandising? A continuación, les damos respuesta. 

¿En qué consiste el merchandising? 

El merchandising consiste en la elección estratégica de productos promocionales que tienen por objetivo dar a conocer una empresa, evento, fundación, etc.

Prácticamente cualquier artículo puede cumplir esta función publicitaria mientras sea útil para el público objetivo al que se dirige.  

¿Para qué sirve el merchandising? 

El merchandising sirve para aumentar la visibilidad, popularidad e imagen de cualquier organización. En función de los objetivos determinados por la empresa, puede servir para captar nuevos clientes, fidelizar a los clientes actuales o mejorar la felicidad de los empleados. 

¿Cómo hacer merchandising?  

En Moloon es muy fácil hacer tu propio merchandising. Selecciona el producto que quieres y, gracias al configurador online, podrás realizar tú mismo el diseño del producto elegido. Recibirás en material en la dirección que indiques. 

¿Qué es cross merchandising? 

El cross merchandising en una estrategia usada en puntos de venta que consiste en colocar juntamente artículos muy vendidos con otros que tiene poca salida.

Por ejemplo, colocar escurridores de lechuga en la sección de lechugas. Este no es un artículo que se compre habitualmente y se le considera un producto de conveniencia.

Sin embargo, la venta de la lechuga puede impulsar la del escurridor en dos situaciones: el comprador cae en la cuenta de que no tiene un escurridor o decide cambiar el que tiene por uno nuevo. 

¿Qué es el visual merchandising? 

El visual merchandising es la práctica de colocar estratégicamente los productos en puntos de venta físicos para que el consumidor, sin ser consciente de ello, pase por el mayor número posible de pasillos provocando que compre más productos de los que realmente necesita.  

¿Qué empresas suelen utilizar merchandising? 

Todas las empresas, independientemente de su tamaño, son susceptibles de utilizar merchandising, aunque es un tipo de estrategia más visto en medianas y grandes empresas. A pesar de ello, gracias a los bajos costes de muchos productos promocionales, cada vez son más las empresas pequeñas que están llevando a cabo acciones de merchandising.  

Como has podido comprobar, el merchandising es una opción original, accesible y asequible para todas las empresas.

Puede reportar beneficios en muchos ámbitos, y se puede utilizar para mejorar la satisfacción de los empleados, para captar nuevos clientes o para fidelizar los ya existentes.

Además, en un mundo cada vez más digitalizado, el trato personal y presencial está especialmente valorado por muchos consumidores. En conclusión, una gran manera de diferenciarse y darse a conocer.